Entrevista - Shoxx vol.185 - Kai

Sabes, me he dado cuenta cuando miraba la gran pantalla que está junto al escenario en los dos conciertos de Yoyogi, pero Kai, tus brazos son más grandes que antes.
Sí, creo que es por el tour. Aunque sólo la parte superior de mi cuerpo (risas).

No los desarrollas pero entrenas con sólo hacer conciertos.
Los músculos que uso cuando toco la batería han crecido rápidamente. Cuando vuelva al trabajo estático los perderé un poco, pero vuelven cuando estoy de gira.

¿Cuando sentiste que había cambiado tu cuerpo en este tour?
Creo que me di cuenta cuando me miré en el espejo en torno al 03, justo antes del 04. Pero todavía no los uso completamente.

¿Qué quieres decir?
Estar fuerte no es suficiente cuando tocas la batería. No puedes cotar bien a menos que tengas flexibilidad y buen movimiento.

Bueno, si ese es el caso, has desarrollado los músculos tocando la batería así que estoy seguro de que tienes ambas cosas.
Sí. Por suerte me he hecho a mí mismo tocando la batería, así que no utilizo fuerza extra o innecesaria cuando toco. De hecho, dejé de hacer el entrenamiento que solía.

No sólo tus músculos, sino que también estás en mejor forma, Kai.
¿De verdad? Intento ser consciente de eso. Pero todavía estoy lejos de donde quiero llegar. Cuando pueda hacer movimientos más bonitos, mis movimientos parecen más redondos vistos desde lejos. Para hacer eso, tendré que trabajar en cómo golpear la batería mejor, creo.

Sobre tus instrumentos, ¿Los cambiabas dos veces en el 04?
Los cambiaba dos veces, una en el concierto y otra en el encore. En el concierto, elegía y golpeaba un snare que pensaba que me ayudaría a expresar las cosas más fácilmente. En CALM ENVY, quería un sonido que pudiera matizar fácilmente cuando hacía las repeticiones de nota.

Aunque necesitabas una expresión delicada, vuestro concierto tenía cierta dureza en CIRCLE OF SWINDLER y MOV 136 BARS, así que supongo que también necesitabas fuerza ahí.
Ah, sí (risas). No sentía la dureza como si estuviera tocando, pero en las últimas cinco canciones parecía que estaba jugando un partido con los fans.

En el caso de los conciertos de the GazettE, el público puede ser bastante resistente.
Aún así, no podemos ser derrotados por los fans. Una banda debe ser la campeona todo el tiempo. Tenemos que defender el cinturón, siempre (risas).

Ganáis todas la sveces, y este tour ha sido bastante larco. ¿Cómo fue el partido finale de dos días en Yoyogi?
Siendo sincero, no sentía la magnitud que esperaba. Fue algo como "Así que es esto". Creo que eso fue un descubrimiento para mí.

Así que, en el buen sentido, fue un concierto en el que había un poco de espacio.
Creo que es bueno poder enviar ese sentimiento al público también. Creo que simplemente hay una gran diferencia entre solamente tocar en ese sitio y poder tocar teniendo ese espacio para moverte.

Creo que el público consiguió eso. Si no lo hubieran hecho, no creo que lo hubieran disfrutado demasiado.
Sí, parecían divertirse. Al menos es como se veía desde mi posición. Y soy el único que puede ver eso (risas). Es sorprendente. Estaba tan conmovido que no podía expresarlo con palabras. No era sólo como si se estuvieran levantando animados. ¿Cómo podría describirlo? Parecían bruscos y un poco peligrosos. Sí, algo así o ese estado de ánimo.

De todas formas, incluso el público tan lejos de las segundas gradas estaba tan desmadrado que parecían que se iban a caer. Abajo, hubo gente que sacudió tanto su cabeza, que se desmayaron y tuvieron que ser sacados por el staff.
Sí, los conciertos también son peligrosos. Pero creo que está bien ser así.

Sí, hay peligros, pero aún así quieres que sean conmovedores y emocionantes también.
Sí. Pero no quiero que la gente que viene a nuestros conciertos piense que está en un parque de atracciones. Creo que el público suele ver los conciertos como algo "peligroso pero muy emocionante". Siempre pienso que nuestros conciertos son así. Escuché al staff hablar por la radio en Yoyogi, pidiendo ambulancias, pero creo que todo eso forma parte del concierto en realidad.

Por supuesto, si hay lesiones graves o algo así, creo que es diferente, pero los demayos y eso son cuestiones de control personal. No sólo en los conciertos, sino básicamente todo el tiempo. Creo que podemos disfrutar los conciertos, llegando al límite personal pero sin cruzarlo. Creo que es maravilloso si lo consigues.
Lo que es más, el espacio en Yoyogi tenía asientos y era enorme, así que de forma realista, era difícil que ocurrieran cosas como la falta de oxígeno. Así que creo que el público se esforzó en su lucha con nosotros. Creo que eso es genial. Podíamos hacer ese concierto, en ese lugar, creo que en realidad eso me dio algo de confianza.

Éste ha sido un tour largo, 71 conciertos. ¿Cómo crees que has cambiado mentalmente?
Bueno... antes de empezar este tour, estaba un poco preocupado, personalmente.

¿Con qué?
Es difícil explicarlo con palabras. Es algo como "¿Estamos haciendo esto bien?". No sé qué pasó con esa preocupación y ahora ha desaparecido. No importa cuánto ensayáramos, no se iba, hasta que pasó un tiempo.

¿Cuándo fue?
Fue cuando empezó el primer concierto. Lo recuerdo bien, incluso ahora, ese momento cuando sonó el SE, podía escuchar al público animarse, y el concierto empezó, todas las dudas se esfumaron. Y pude pasar toda la gira en esa condición, así que estuvo muy bien. Así que de alguna forma, mi mentalidad de ahora es completamente diferente a la que tenía antes de empezar el tour, pero es la misma que cuando terminé el primer concierto.

Entonces, pudiste hacer el tour con más confianza.
Sí. Sobre mi forma de tocar, si comparo la del primer concierto y la del último, la del último fue completamente diferente a la del primero. Sin embargo, mi mentalidad no ha cambiado en absoluto.

Y como tu mente no flaquea, tu sonido es más poderoso, ¿verdad?
Sí, quizás sea así. Podrías pensar que no debería decirlo yo mismo, pero creo que esta vez podía entender por qué the GazettE es querido por tanta gente.

Eso es interesante.
Antes, el ser querido por la gente era sólo un honor. Sin embargo, ahora puedo comprender nuestra situación afortunada, y los fans en el extranjero están aumentando, y podemos hacer buenos conciertos con los fans donde quiera que vayamos en Japón también. Ahora puedo decir por mí mismo que "¡Puedo entender los sentimientos por los que os gusta the GazettE! Porque somos geniales, ¿verdad?" (risas).

Solemos decir que la gente que no se quiere a sí misma no puede querer a otros tampoco, y creo que es muy importante reconocerse a uno mismo de forma real y quererse.
Sí. Sinceramente pienso que lo que hemos hecho no es malo en absoluto.

En el GAZEROCK FESTIVAL IN SUMMER 08 [BURST INTO A BLAZE], por favor, enséñanos la confianza arrolladora en ese concierto también.
En verano, quiero convertirme más en "un batería". Más que sólo tocarla, quiero ser una persona que pueda tocar la batería bien como artista. Voy a tener eso en mente a partir de ahora y a seguir adelante, trabajando hacia ese objetivo.

1 comentarios:

ikaru dijo...

Gracias Ogiue-san!!! *w*...

Publicar un comentario